Una mañana simplemente me miré al espejo y ya no me reconocí.

©